AL PRINCIO DEL CAMINO LA ENTREGA, AL FINAL DEL CAMINO LA ENTREGA

¿Dónde te entregas y a qué te entregas o a quién? ¿Qué ocurre cuando te entregas?
Tú sólo quieres respuestas pero no las hay, lo único que hay es Lo que Es. Y Lo-que-es es siempre fresco y libre.

Pero tú, tú no lo ves, porque siempre miras a lo que no es, que son tus preguntas que nunca serás respuestas.

Ahora, podemos hacer poesía por tal de que eso que somos se exprese de forma bella.

¿Dónde te entregas? Allí dónde tu corazón está en paz porque sabe de lo efímero.
¿A qué te entregas? A la nada, al vacío.
¿A quién te entregas? A nadie porque no hay nadie.
¿Qué ocurre cuando te entregas? Ocurre nada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

CONOCIMIENTO OLMECA-TOLTECA

PEDRO RODEA. Silencio

APERTURAS TEMPORALES